Recetas

Torreznos fritos

Torreznos fritos

Desde SORAMA queremos explicaos el truco para que queden los torreznos extra crujientes. Es una forma muy sencilla pero muy efectiva:

La dificultad de su preparación radica en obtener una corteza crujiente.

Uno de los secretos consiste en dejar secar bien la TOCINETA ADOBADA SORAMA , que nunca debe ser sacada del frigorífico para freírla a continuación, pues se encuentra húmeda y la corteza “no sube”. Tampoco debe abusarse del fuego, pues la corteza no subirá y el torreznillo podría quemarse.

La piel de la TOCINETA ADOBADA SORAMA debe estar bien seca, cuanto mas seca mejor subirá la corteza al freír y mas crujiente quedará. Por lo tanto deberemos sacarla de la nevera 24 horas antes de freirla, la colgamos o ponemos en un sitio fresco y seco para que se oree bien.

FRITURA EN SARTÉN:

Se echa aceite en una sartén hasta cubrir el fondo, unos 2 mm.

Ponemos el fuego en posición “fuego lento”.

Se corta la tocineta en lonchas de 1,5 cms. aproximadamente y se colocan con la corteza hacia abajo.

Se dejan freir alrededor de 20 minutos, vigilando que los torreznos no se caigan y observando como van apareciendo las “burbujas” características en toda la corteza.

Pasados esos 20 minutos, sacamos los torreznos y una vez fuera ponemos el aceite a fuego vivo. Una vez que el aceite se encuentre muy caliente se vuelven a echar los torreznos y se mantiene en ese aceite unos 10 minutos mas.

EN EL HORNO:

En el horno, las lonchas de tocineta se colocan con la corteza hacia arriba. Para que no se caigan podemos sujetarlos con unos palillos de cocina.

Se calienta el horno a 250º con las resistencias inferior y superior, incluso si tiene con el grill. Los dejamos hasta que se oiga “crujir” la corteza, entre 15 y 20 minutos,(dependiendo de nuestro horno). Seguidamente, los sacamos y los dejamos enfriar.

Mientras, preparamos una sartén. Cuando el aceite esté bien caliente, los introducimos,e inmediatamente bajamos el calor, ya que podríamos quemar el torrezno y la corteza no crece. Por último, los servimos y, lo acompañaremos con pan y, un buen vino de la Ribera del Duero.

 

Torreznos fritos